¿Estamos en una sociedad donde impera el miedo y la ira?

por | Nov 9, 2016 | Uncategorized | 0 Comentarios

¿Estamos en una sociedad que vive en torno al miedo y la ira?,  ¿el mundo se está volviendo gris y oscuro?

Hoy no te traigo ningún consejo, ningún ejercicio, hoy te traigo una pequeña reflexión en torno a los últimos acontecimientos.

El mundo se ha despertado con la noticia de que Donald Trump ha ganado las elecciones en Estados Unidos, esta noticia ha enfadado a muchos, ha generado miedos a otros y mucha incertidumbre de lo que pueda ocurrir ahora en adelante.

Para abrir esta reflexión quiero mencionar una de las conferencias, dentro del III Congreso Nacional de Inteligencia Emocional,  realizada a mano de Rafael Bisquerra (uno de los pioneros y expertos en el mundo de la Educación e Inteligencia Emocional en estos momentos) En ella nos explicó una serie de cosas sobre las emociones negativas y el impulso que tenemos en quedar atrapados en ellas. Estas emociones son la tristeza, el miedo y la ira.

Vamos a empezar con un experimento

Con este experimento empezó Bisquerra su conferencia:

Durante 3 minutos escribe todo el vocabulario que esté relacionado con emociones y sentimientos que sepas y se te ocurran.

1………2……..3………

¿Ya lo has hecho? Ahora cuenta  cuántas palabras de las escritas connotan emociones positivas y cuántas negativas. En general salen muchas más de negativas que de positivas, y es que en nuestro vocabulario y -sólo hace falta mirar en el diccionario- existen más palabras relacionadas con las emociones negativas que con las positivas.

(Abro un paréntesis para concretar sobre emociones positivas y negativas. Hoy en día hay controversia y no nos ponemos  de acuerdo en cómo separar las emociones si en positivas y negativas o en productivas e improductivas, etc., en lo que sí que estamos de acuerdo es que las emociones, todas y cada una de ellas, deben identificarse, aceptarse, regularse y existen por alguna razón.

¿Cómo separa Bisquerra las emociones? Las separa explicándolo en base al concepto negativo y positivo. Negativo : ausencia de bienestar y positivo: presencia de bienestar; así que podríamos decir que sí hay emociones positivas y negativas. A mí me gusta decir que todas las emociones son funcionales, si se utilizan bien y buenas, por la información que nos dan de nosotros mismos,  pero también estoy de acuerdo con Bisquerra en separarlas desde este concepto de positivo y negativo. ¿Quieres saber más sobre emociones? ) Cierro el paréntesis y sigo con la reflexión de esta mañana.

No estamos preparados para ser felices ni para sentir más las emociones positivas

Nuestra sociedad, nosotros mismos,  no estamos preparados para ser felices, para que afloren más las emociones positivas que las negativas – en el artículo de la semana pasada hacía referencia a esto – . También tenemos que ser conscientes que las emociones positivas son menos intensas y duraderas. O si no, piensa cuando ha pasado algo bonito, algo que te ha hecho sentir feliz ¿qué situación ha tenido que ser para que la sintieras en todo su esplendor? Seguro que ha tenido que ser una situación, un acontecimiento, casi único y ¿cuánto tiempo ha durado?

Para que esto aflore, para que sintamos alegría y amor, tenemos que aprender, aprender a regular,  entrenar y enseñar a amar, a amar al otro y a nosotros mismos.

¿Dónde quiero llegar con todo esto? A  la reflexión de que:

¿Puede ser que estemos en un mundo donde la gente se queda atrapada en el miedo y la ira?, ¿puede ser, que al costar tanto salir de las emociones negativas, sea por eso la violencia, el perseguir y no querer al diferente, uno de los males de nuestra sociedad?, ¿hasta dónde estamos yendo?

¿Vivimos en un mundo donde gobierna el miedo y la ira y por eso hay cada vez más guerras, terrorismo, xenofobia, …?

¿Y si es así, qué podemos hacer?

Eduquemos a nuestros hijos, sobrinos, alumnos  en valores, hagamos una sociedad inteligente emocionalmente, con un vocabulario emocional amplio, dónde se sientan plenos, seguros y se quieran. Eduquémonos en entendernos, aceptarnos,  a valorarnos a nosotros mismos,  a nuestros semejantes y a nuestros diferentes. Abramos la mente.

¿Por qué creo que el coaching y la Inteligencia Emocional pueden ayudar?

No son sólo para mí una filosofía de vida que me ayuda a vivir en plenitud, en positivo, en hacerme crecer constantemente y alimentar así mi relación conmigo misma y con los demás. Son herramientas donde su filosofía es creer en las personas, en potenciar el optimismo, en enseñar desde el amor y en el amor, en hacer hincapié en el empoderamiento y el crecimiento de uno mismo,  porque el cambio,  no está a fuera, el cambio está y empieza dentro de nosotros mismos.

No nos dejemos gobernar por el miedo y la ira, entrenemos para aprender a regularlos y así poder vivir en una sociedad más justa, dónde los prejuicios vayan desapareciendo.

Aunque parece, por momentos, que nos vamos a pique,  yo sigo creyendo en las personas y seguiré trabajando para que la gente viva en su plenitud, se quiera, se entrene para aprender a regularse y así tener mejor vida, mejor relaciones consigo y con los demás.

 

¿Te ha gustado, ayudado el artículo? Compártelo en las redes sociales con los botoncitos que aperecen a la izquierda,  así podré ayudar a más gente, me harás inmensamente feliz. ¡Gracias!

Sígueme también en las redes sociales. 

Nos vemos en Life Training, un beso.

signatura-2

Aida Moragues

Aida Moragues

Te ayudo a que aprendas a gestionar tus emociones y aumentes tu autoestima para conseguir llegar donde quieres y ganes bienestar emocional.

Pin It on Pinterest

Share This