¿Qué hacer para aumentar la motivación?

por | Ene 16, 2017 | coaching personal | 8 Comentarios

En primero de psicología, en un ejercicio  de la asignatura de  Psicología Social, nos pedían que preguntáramos a unas cuantas personas de nuestro entorno esta pregunta: ¿quién es Aida? (En este caso pongo mi nombre). Tenías que preguntar quién eras a las personas de tu entorno más cercano y a esta pregunta respondieron muchas cosas. Una de las respuestas que recuerdo es la de mi padre que dijo, entre otras cosas:  “Aida es capaz de escalar una montaña a la vez que también es capaz de estar tumbada todo el día en el sofá”. Esto me hizo reflexionar. Pues sí, podía estar luchando y no parar hasta llegar a la cima, como también tener momentos en que me fallara la constancia y quedarme “reflexionando” en el sofá, sin muchos ánimos. Somos seres imperfectos y con muchas singularidades buenas y malas. Esto me ha hecho conectar con lo que quiero contaros hoy: ¿a qué se debe el ser capaz de “escalar montañas”? Opino que se debe,  entre otras cosas, a la motivación. De esto quiero hablarte hoy en este artículo: cómo ganar automotivación y constancia para conseguir nuestros proyectos, objetivos personales, cambios internos o metas que te propongas.

¿Qué se necesita para motivarse a uno mismo?

Se podría definir la automotivación como la capacidad de generar estímulos tanto internos como externos para alcanzar con nuestras acciones aquello que nos hemos marcado.

¿Quieres saber qué fuentes de motivación tanto externas como internas puedes tener en cuenta? Ahí van.

Fuentes internas

TÚ MISMO eres el principal aliado o enemigo y no quiero decir que tengas que creerte un fracaso por haber dejado cosas a medias o por no haber conseguido otras, porque  aparte de ti mismo hay muchas otras cosas que influyen. Haz revisión de estas cosas sobre tí cuando te marques una nueva meta.  

          Tus pensamientos: seguro que ya sabes que según qué pensamientos tengas te pueden sabotear o  ayudar. Puedes decir: “sí lo sé, ¿y cómo los cambio?”.  Esta es una tarea que requiere tomar conciencia para ver y reconocer estos pensamientos, atención para enfocarnos en ellos y técnicas para calmar o transformar la mente. Puedes ver este artículo y conocer una técnica para modificar nuestro pensamiento.   

            Tus creencias:  No estoy hablando que dejes de tener fe en lo que hagas, sino que dependiendo de los aprendizajes de tu vida habrás creado una serie de pensamientos en forma de creencias que para tí serán verdad y podrás sacar a flote o no todo tu potencial.

Henry Ford dijo: “tanto si crees que puedes como si crees que no puedes estás en lo cierto”.  Por ejemplo: alguien que cree que no es capaz de aprobar el examen de conducir porque las 3 primeras veces que fue lo suspendió. Al no lograr aprobar los exámenes se creó en su mente la idea que ya no sería capaz. Además, el dicho “a la tercera va la vencida” también impide a uno sacar a flote todo su potencial a la hora de afrontar el examen.

            Tu actitud: ¿Cómo tiende a ser tu actitud? Haz que tu actitud luzca proactiva, de confianza, con pasión, constancia y firmeza.

Utiliza el “quiero” y evita los “tengo que”, los “tengo que” restan, ya que te imponen una obligación. Por ejemplo: “Tengo que dejar de fumar” suena muy diferente a “quiero dejar de fumar”, revisa cuando quieras hacer una cosa en cómo lo planteas.

Si quieres unos consejos extra entra en este enlace y lee este artículo que publiqué hace un tiempo. “5 consejos +6 errores a evitar si quieres conseguir aquel cambio que te propones”.

TUS VALORES

Los valores en lo que creemos son la base de nuestra conducta, sobre ellos se forman nuestras creencias y generamos nuestras acciones. Si reflexionamos sobre qué valor o valores debemos tener en cuenta para alcanzar los objetivos, éstos nos darán más fuerza y nos impulsarán hacia la meta.

TUS METAS

Escribir y definir bien lo que queremos alcanzar es esencial para lograr nuestro objetivo/meta. Tienes que tener en cuenta que las metas sean:  Medibles, Específicas, Tangibles y Alcanzables.

 

Fuentes externas

Puedes tener en cuenta otros elementos  que pueden ayudarte a conseguir tus objetivos. Como por ejemplo:

ENTORNO EMOCIONAL

Busca  gente que te apoye. ¿Con qué persona/as quieres contar? Reflexiona bien qué esperas  de ellas. Sé consciente de lo que estás dispuesto a dar. Ten en cuenta que no todas las personas  de tu entorno pueden ayudarte. Pregúntate: ¿puedo confiar en ellos?, ¿son capaces de ayudarme y están disponibles para hacerlo? Piensa que para según qué cosas pueden ayudarnos unas u otras personas, también piensa en su disponibilidad.

ENTORNO FÍSICO

Existe aquel sofá o aquel rincón que te encanta, que hace que allí fluyan las cosas. Para cada meta y para cada objetivo existe un entorno físico diferente. Busca uno que te motive y te ayude a conseguirlo. El entorno físico influye de manera inconsciente en tu motivación: un olor, una canción, una fotografía, etc.

LÍDERES-REFERENTES

Busca a alguien con quién crees, que haya conseguido sus objetivos, incluso, puede ser, que haya conseguido el mismo objetivo o cambio que tu quieres; éste puede ayudarte en tu camino. En él puedes ver reflejados los recursos y conductas que necesitas; luego, busca dentro de tí para que te ayuden a llegar a la meta.

Fluir “Flow”. El estado de motivación con súper poder

Para acabar quiero hablarte del “estado de flow”, es un estado donde haces coincidir tu reto con tu capacidad para lograrlo. Toda tu atención está centrada en la tarea y el objetivo que quieres conseguir. En este estado, pierdes la noción del tiempo, el miedo al fracaso desaparece. Tienes la capacidad de concentrar toda tu energía y tu atención en tareas y metas de tu elección.

Para llegar a este estado tienes que pasar por otros muchos más y para explicártelos voy a hacerlo a través de este gráficoSi estás realizando alguna tarea o quieres alcanzar algún objetivo en el que te sientes desmotivado o que te está generando estrés, toma nota, puede ayudarte a ver de manera visual dónde te encuentras y encontrar la manera para que vayas alcanzando el estado de flow. 

Y tú, ¿tienes una meta?, ¿en qué cuadrante te encuentras?, ¿el reto para ti es bajo-medio-alto?, ¿qué capacidad tienes para conseguirlo baja – media – alta? Fíjate en qué cuadrante te encuentras, qué te falta para llegar al estado de Flow y qué puedes hacer para alcanzarlo.

¿Te ha gustado, ayudado el artículo? Compártelo en las redes sociales con los botoncitos que aperecen a la izquierda,  así podré ayudar a más gente, me harás inmensamente feliz. ¡Gracias!

Sígueme también en las redes sociales. 

Nos vemos en Life Training, un beso.

signatura-2

Sobre la autora

 

 

Soy Aida Moragues, psicóloga – coach emocional y de autoestima. Te ayudo a que aprendas a gestionar tus emociones y aumentes tu autoestima. Consigue llegar donde quieres y gana bienestar emocional. 

Empieza por aquí, descarga mi workbook y ten acceso al centro de recursos. ¡Lo quiero! 

 Haz un viaje hacia tu interior y quiérete por ser tu. 

Aprende técnicas para identificar y regular esas emociones que te impiden avanzar.

Mira cómo puedo ayudarte a conseguirlo. Contacta conmigo y haz tu primera sesión de prueba gratuita para que nos conozcamos y veamos cómo puedo ayudarte. 

Contacta conmigo

Pin It on Pinterest

Share This